jueves, marzo 13, 2014

Hice lo que pude...

Hablé con un niño que tenía miedo, que no podía dejar de llorar y que arañaba mis manos mientras su voz ronca y quebrada balbuceaba incongruencias sobre monstruos que se vestían con la cara de su padre y le acariciaban pliegues secretos de su piel.

El niño tardó cuatro horas y veintisiete minutos en calmarse. Para entonces estaba tan cansado que no le quedaban fuerzas para nada. Sus brazos ya no me odiaban; podía sentir cómo me rodeaban, intentando asirme con fuerza, con miedo a que me escapase y le abandonase a su suerte en medio de aquel vertedero de soledad y familiares grises que no podían oírle porque la vergüenza les había cosido las orejas.

Su voz dormía, pero sus sueños gemían pusilánimes en los oídos de mi alma. Como una ventana mal cerrada por la que se cuela una corriente imperceptible, como el gimoteo de un perrito recién nacido, me susurró: "todo esto es culpa tuya".

Y yo no tuve valor para discutírselo. Acomodé al pequeño sobre mi pecho para que aprovechase el poco tiempo de descanso que le podía conceder, con delicadeza y cuidado para no alborotarlo. Le aparté el pelo, negro y muy largo, de la cara y se lo acaricié pausadamente. Con la mano libre me estiré una costura de la camiseta hasta rasgarla y arranqué un pedazo de tela negra, el cual humedecí con saliva para limpiarme la sangre de los arañazos.

Lloré cuando sus padres nos encontraron. Lloré cuando leí sus caras: la de la madre, sufridora y temerosa, que me agradeció los cuidados con un temblor del labio inferior; la del padre, inexpresiva, a quien yo mismo pude verle las zarpas y el vello monstruoso que asomaban por debajo de la careta.

martes, enero 21, 2014

Mes de enero, mes de exámenes, mes de silencio...

Bueno, aunque con tres semanas de retraso, os deseo un feliz 2014 a todos los lectores que, con mayor o menor asiduidad, visitáis el blog y dejáis que el tiempo gane jugando al pollito inglés mientras os perdéis entre los contenidos de 7 años de andaduras por Internet.

Enero es un mes en el que me toca callar. No porque alguien me obligue y someta para que guarde silencio, sino porque el tiempo apremia, el tiempo es oro, y en oro debo convertir el día de mañana todos los conocimientos de los que me examino en los días que corren.

Arquitectura Superior no es fácil. Lo sabía antes de entrar, y más o menos lo tenía claro y asimilado después de un primer año catastrófico y un segundo año de sorprendente remontada. Tercero, cuarto y quinto pasaron sin pena ni gloria, con algunos grandes logros y otros memorables tropiezos. Y, cuando la canción debía concluir, con el quinto movimiento... llegó el sexto. El hijo no deseado. El año que tantos alumnos venden a sus progenitores como el "año del proyecto".

[Permitid que me pierda brevemente en explicar esas comillas. Oficialmente, Arquitectura Superior dura cinco años; durante el último año se cursa una asignatura cuatrimestral de proyectos -en vez de la duración anual habitual- y el segundo cuatrimestre, la recta final, esa asignatura se sustituye por tu Proyecto Final de Carrera, el PFC. Sin embargo, debido a la complejidad de este trabajo, un elevadísimo porcentaje de alumnos no se matricula de PFC en quinto y dedica un sexto año íntegro a la realización del mismo.]

Y este, lectores y lectoras, es mi "año del proyecto"... sin proyecto. Cobardemente excusado por las habladurías de que "la media en terminar Arquitectura es de 8 años", mis circunstancias personales me guían a través de un sexto curso en el que realmente estoy cursando quinto con tres matices:
-no tengo PFC
-no tengo Restauración Arquitectónica porque la cursé y aprobé el año pasado, mi quinto año
-arrastro una asignatura de cuarto, Proyectos 3 (PR3).

Por lo tanto estoy inmerso en un agotador mes de exámenes donde, aunque los exámenes son pocos y espaciados (uno cada viernes del mes), intento sacar adelante dos asignaturas de proyectos, PR3 y PR4. PR3 es una asignatura de proyectos anual, mientras que PR4, como dije arriba, es cuatrimestral, lo cual implica realizar una entrega definitiva ahora para aspirar a aprobar la asignatura por convocatoria ordinaria. Un mes de no salir de casa y de esforzarse mucho.

Este es el motivo principal de que este mes esté tan callado, a pesar de la clara intención de retomar el hábito posteador con el que me estaba arrancando en diciembre. Espero poder contentar a algún que otro lector con más intervenciones en las próximas semanas (garantizadas en cuanto finalice el mes).

Gracias por la paciencia y la comprensión. Espero que, al menos, el breve resumen de mi actualizada situación académica sirva para manteneros en vilo de cara a próximos contenidos (¡y noticias sobre las notas obtenidas!).

¡Nos leemos!

P.S.: hoy he recibido la primera nota. Acústica Arquitectónica, aprobada con un 7,0/10. =)
P.P.S.: soy consciente de que la abreviatura correcta para postdata en español es P.D., pero me gusta mucho más como queda la versión inglesa y me decanto por ella. Espero que nadie se moleste en exceso por este detalle. :P

martes, diciembre 17, 2013

La chica del pelo azul

La chica del pelo azul tenía miedo a los gatos. Sus ojos vidriosos como canicas la paralizaban y las noticias que sonaban de fondo sobre catástrofes naturales no eran tan traumáticas en comparación.

A veces cojo el móvil de plástico, el que compré de niño en el kiosco, y hablo con ella. Porque hoy en día ese trasto, en vez de estar relleno de caramelos y azúcar como el día que lo compré, alberga lamentos y gritos. Gritos desesperados de esa chica de pelo azul que vive en mi cabeza, me dice que me quiere y me mete una mano dentro del pantalón cuando la miro enfurruñado.

domingo, diciembre 15, 2013

Two-Headed Boy Pt. Two, by Neutral Milk Hotel

Daddy please, hear this song that I sing.
In your heart there's a spark that just screams
for a lover to bring a child to your chest
that could lay as you sleep and love all you have left
like your boy used to be, long ago,
wrapped in sheets, warm and wet.

Blister please, with those wings in your spine.
Love to be with a brother of mine.
How he'd love to find your tongue in his teeth,
in a struggle to find secret songs that you keep
wrapped in boxes so tight, sounding only at night as you sleep.

And in my dreams you're alive and you're crying
as your mouth moves in mine, soft and sweet.
Rings of flowers round your eyes and I love you
for the rest of your life (when you're ready).

Brother see, we are one in the same.
And you left with your head filled with flames
and you watched as your brains fell out through your teeth.
Push the pieces in place.
Make your smile sweet to see.
Don't you take this away.
I'm still wanting my face on your cheek.

And when we break we'll wait for our miracle.
God is a place where some holy spectacle lies.
And when we break we'll wait for our miracle.
God is a place you will wait for the rest of your life.

Two-headed boy, she is all you could need.
She will feed you tomatoes and radio wires,
and retire to sheets safe and clean.
But don't hate her when she gets up to leave.

Neutral Milk Hotel es uno de mis descubrimientos musicales más recientes y, con diferencia, es uno de los que más me han calado jamás. En cuestión de semanas, su disco "In the Aeroplane over the Sea" se ha encaramado en el ranking de mis discos favoritos de todos los tiempos; de hecho, aunque no tengo dinero, en cuanto tuve la ocasión aparté unos euros y me compré una copia física del mismo.

Hablaré más sobre ellos en otra ocasión, quizás. Por ahora, os dejo la letra de la última canción del disco mencionado. Una auténtica joya de poesía y emociones sinceras. El verso "And in my dreams you're alive and you're crying" casi hace que me salten las lágrimas (lo cual es todo un logro para mí).

Buenas noches a todos, mis niños bicéfalos.

viernes, diciembre 13, 2013

Texto sobre la perseverancia

"El cansancio era notable, mayúsculo. Incluso insoportable. Pero tenía muy claro que no había llegado la hora de rendirse, el momento de decidir que ya había tenido suficiente, que había llegado a un límite o que la presa estaba rozando la máxima capacidad y las compuertas del desfallecimiento, el dique de la derrota, iban a caer irremediablemente sin voluntad alguna de oponer cualquier tipo de resistencia. No había ánimos ni energía para aceptar la posibilidad de aguantar; la futilidad del intento se veía con claridad a kilómetros de distancia.
Pero no importaba. Por banal que pudiese parecer, lo cierto era que el futuro no era tan oscuro en su mente. Algo, llamémoslo fe o ardor de estómago, martilleaba en lo más profundo de su cerebro, con brío, con persistencia, salivando... Bombeando gasolina en forma de ambición, de tenacidad.
Quizás no fuese demasiado pronto para rendirse. Y, quizás también, alguna discreta palmada en el hombro le había invitado ya a ceder. Pero aún quedaba tiempo y tenía al menos dos buenas razones para seguir: las dos agujas del reloj de su vida."

Es la primera vez en meses, a lo mejor incluso un año, que escribo. El resultado ha sido el texto que habéis podido leer arriba.

Se escribió sólo, de una sentada y sin correcciones, durante una clase de Construcción III en la que no estaba lo suficientemente dispuesto a prestar atención por diversos motivos. Sencillamente cogí la pluma y un folio de papel reciclado y vomité.

Lo cierto es que, a día de hoy, me siento literalmente como el sujeto que protagoniza el texto desde la comodidad de su anonimato. Esta semana, sin ir más lejos, he dormido unas... 14 horas. Entre el lunes y hoy. En el momento de escribir estas palabras son las 5:05 de la madrugada del viernes. Es la segunda noche esta semana que permanezco despierto. Y no es la primera vez que hago algo como esto en lo que llevo de curso universitario. La penúltima semana de noviembre dormí sólo 3 noches de las 4 que tiene la semana. Y la penúltima semana de octubre, más o menos el mismo día y a la misma hora en que escribo esto, tuve un ataque de ansiedad que me asustó como nunca me había asustado yo jamás. Sentí unos dolores punzantes en el pecho y el brazo derecho que me hicieron pensar que estaba dándome un infarto. La visita al médico que siguió unas pocas horas después tampoco fue muy alentadora: la médica me devolvió a casa con una caja de Diazepan en la mano (caja que, por cierto, no he llegado a abrir).

Y todo esto en un año turbulento. Mi sexto año en la universidad, haciendo una carrera que oficialmente dura cinco. Arquitectura Superior, aunque todos la llamamos Arquitortura. Y este no será el último año, sino el penúltimo (en el mejor de los casos). Por suerte, las cosas que me habían llevado algo torcido durante los dos últimos cursos están diluyéndose poco a poco gracias a mi determinación y a las visitas a una psicopedagoga.

No nos engañemos: este sexto curso va a ser puñetero hasta el final. Tener dos asignaturas de proyectos simultáneas, Proyectos III y Proyectos IV, es mortal. Esta semana he tenido dos sesiones de corrección de mis proyectos y, al llegar a mi casa el miércoles por la noche, me quería borrar del mapa hasta, por lo menos, dentro de dos días.

Y, como dice el texto, tengo que tener alguna estupidez grabada a fuego en la cabeza, porque no se explica de otro modo que, a pesar de toda la mierda que llevo encima, yo sólo vea abono para fertilizar los campos de mi futuro.

Soy muy raro. Cuando empecé este blog hace ya muchos años era un chiquillo bastante más normal, pero ahora...

En fin, voy a ver si hago un desayuno pre-amanecer mientras veo un capítulo de Sons of Anarchy. Que luego me espera un día muy agitado... Y el domingo a las ocho y media de la tarde quiero mandar la próxima corrección de Proyectos IV a mi profesor para estar en la lista del lunes.

Tengo que tener tiempo para todo. Para el cumpleaños de mi sobrinita pequeña, para él, para trabajar en la tienda de mi padre el sábado por la mañana, para tocar la guitarra en la parroquia por la tarde, para grabar el podcast el domingo por la mañana...

... Y así tener cinco motivos más para añadir a la lista "Cosas que me impiden tirar la toalla".

Buenas noches, ciberesfera. Un abrazo para quien no quiera llorar solo esta noche. [A ellos les recomiendo especialmente releer el texto que da inicio a esta entrada.]

miércoles, noviembre 20, 2013

Volver a empezar, otra vez.

Texto breve sin contenido especialmente interesante debido al retraso con el que voy a personarme en la clase de Construcción 3 (en adelante CT3) que empezó hace... media hora.

...

Quiero darle otra sacudida de desfibrilador al blog. No sé si funcionará o no. Me merece la pena intentarlo, de eso estoy seguro. Escribir en el blog me anima. Además, aunque ahora mismo tampoco tenga grandes expectativas depositadas en lo que puedo llegar a conseguir, tengo un amigo que me desveló ayer que tenía un blog.

Y me lo leí de una sentada. Entero. Un año de blog. Hice trampas; algunos contenidos ya los conocía porque "leí los originales".

Otros han arrojado luz a asuntos que permanecían turbios y semiocultos ante mi vista poco atenta y mi falta de información contrastada.

La cuestión es que soy una persona que funciona muy bien cuando está motivada. Y la motivación me ha empujado a escribir. Aunque sólo sea un texto breve sin contenido especialmente interesante.

Y son las 17:04. Me voy a clase.

Buenas tardes, Sra. Motadepolvo, salude a su marido y a los niños de mi parte.

lunes, noviembre 19, 2012

¿Volvemos a leer bastante? Sí, volvemos a leer bastante...

Este año he leído poco. Creo que el año pasado leí una cantidad mínimamente aceptable de libros, pero este año voy muy rezagado en ese sentido.

Sin embargo, gracias a una noche pseudoimprovisada de este fin de semana, he conseguido dos libros de prestado que seguramente me hagan pasar unas buenas horas leyendo.

Por un lado está "La guerra de los mundos" de H.G.Wells. Por el otro, "La luz fantástica" de Terry Pratchett, segundo libro de la saga del Mundodisco.

El primero es un clásico de la ciencia ficción del que algo sé gracias, principalmente, a la cultura general y a las clases de bachillerato en el Colegio Alemán, donde escuchamos algunos de los fragmentos originales de la famosa radiotransmisión -la adaptación de Orson Wells- que se hizo del libro y que confundió a muchísima gente, haciéndoles creer que realmente se estaba produciendo una invasión alienígena. Desde luego, siendo como es pionera en cuanto a trama se refiere, creo que la voy a leer con mucho entusiasmo y satisfacción.

En cuanto a "La luz fantástica", espero también grandes cosas de este libro. "El color de la magia" (me lo prestó el mismo amigo) me dejó muy buen sabor de boca y me pareció un universo fantástico muy interesante, así que el segundo libro tiene que ser parecido.

Iré contando conforme los termine de leer.

¡Un saludo para todos!

sábado, noviembre 10, 2012

Mi lista de los cumpleaños

En 2010 cumplí 20 años. Y, por algún casual, aquella noche de 5 de noviembre decidí escuchar una canción y no olvidarlo. Y, desde entonces, ya han pasado tres ocasiones de escuchar una canción y recordarla como "la primera canción que escuché después de cumplir x años".

La canción de los 20 fue "Wish You Were Here" de Pink Floyd.
La canción de los 21 fue "The Start of Something Beautiful" de Porcupine Tree.
La canción de los 22 fue "Stop the Dams" de Gorillaz.

Y, dentro de un año, habrá otra canción en la lista.
Y, dentro de 20 años, habrá 23 canciones en la lista, mucho menos pelo en mi cabeza y mucha soledad.
Y, dentro de 50 años, habrá 53 canciones en la lista, estaré completamente calvo y totalmente solo. Lo bueno es que ya no me acordaré, porque muy probablemente con esa edad tenga Alzheimer y no tendré preocupaciones. No recordaré nada que pueda angustiarme. Por desgracia, tampoco recordaré cómo escribir, cómo tocar la guitarra, cómo jugar a Magic, cómo caminar...

Pero Wish You Were Here es una canción preciosa. The Start of Something Beautiful tiene el puente instrumental más bonito que he escuchado nunca en una canción de rock. Y Stop the Dams me permite evocar en menos de 6 minutos lo perfecto que ha sido este verano.

Y quiero pensar en eso. Porque ahora estamos a 10 de noviembre de 2012, no a 10 de noviembre de 2062. Y aunque no sé si dentro de 50 años seguiré vivo, o tendré Alzheimer, o estaré solo, o las flores se habrán extinguido debido al cambio climático... Lo que sí sé es que yo he nacido para vivir mi vida. Vivir en el presente.

Por eso esta noche voy a irme a dormir feliz. He celebrado hoy mi vigésimo segundo cumpleaños con unos amigos. Begoña me ha hecho mi tarta favorita casera, de queso con arándanos, y ha hecho masa de galleta a palo seco (porque me encanta, aunque esté muy seca si no la mojas en leche o algo). Y me han hecho un regalo magnífico: una carta de Magic que quería para mi baraja y un peluche hecho a mano de un narwal.

Y estoy demasiado contento como para ser pesimista. Quizás dentro de poco tenga tiempo para exponer las razones que me incitan a ser pesimista en los tiempos que corren, pero eso será en otra ocasión.

Esta noche solo quiero irme a dormir con un peluche arropado a mi lado y una sonrisa en la cara.

Buenas noches, mundo. Te deseo una feliz existencia.

jueves, octubre 04, 2012

Escribiendo mi tercer libro #000


Un escritor sale de su letargo, después de muchísimo tiempo sin crear una historia.

Hoy he empezado a escribir mi tercer libro. Esta vez sí tengo intención de hacerlo público (presentándolo a concurso o a una editorial). Todavía es poco más que un proyecto naciente y solo tengo clara una cosa: estoy muy verde. He perdido la práctica y el estilo.

De las 1200 palabras que he escrito hoy, me gusta poco. La historia, que me parece buenísima. Pero he olvidado cómo contarlas bien. Me da mucha rabia. Leo textos antiguos míos y me maravillan, con algunos incluso me cuesta creer que los haya escrito yo mismo.

Pero voy a perfeccionar todo lo que se deje pulir. Quiero volver a escribir, tengo una historia que me quema en los dedos y no puedo imaginar un mundo en el que la deja abandonada, como un borrador de 5 páginas que nunca completé.

No puedo decir mucho por ahora, salvo que está inspirada en un sueño que he tenido de forma recurrente a lo largo de varios años. Basándome en los recuerdos que tengo de ese sueño quiero tejer una historia, un relato que no tendrá más remedio que perderse en la abstracción para algunas cosas... pero que me parece increíblemente original e innovador. No conozco una historia similar, y eso me motiva aún más a escribirla.

Os iré contando mis progresos. Por supuesto, también iré completando las otras tareas de la lista, pero esto me parecía mucho más urgente.

¡Un abrazo a todos!

domingo, septiembre 23, 2012

Nuevos descubrimientos musicales 0

¡Hola a todos!

Aquí estoy, haciendo una pausa después de un rato traduciendo alemán. Tengo un trabajo de traducción entre manos y debo terminarlo y enviarlo hoy, pero llevo enfrascado en él muchas horas de este fin de semana y quería desconectar. Así que he pensado en hacer un pequeño inventario de música sobre la que voy a hablar en el blog. Se trata principalmente de grupos que he empezado a escuchar desde la última etapa de actividad en el blog. Algunos son conocidos o veteranos en el mundo de la música, otros tienen menos repercusión en los medios; incluso hay algunos que nadie sabría que existen.

Voy a dedicar un par de líneas a cada grupo sobre el que voy a hablar próximamente, para que os vayáis haciendo una idea. Si alguno os interesa en particular, expresadlo para que les dé prioridad a la hora de hablar sobre ellos en próximas entradas.

-Sonic Youth: este grupo os sonará a más de uno, pues han estado unos 30 años metidos en el panorama musical alternativo y son unos auténticos pioneros con su música ecléctica y estridente, sus afinaciones de guitarra imposibles y tendencia noise tan característica que llegaron a encumbrar hasta las listas de éxitos (con un éxito moderado, todo sea dicho). Debido a mis manías, escucho a este grupo por orden cronológico, desde sus discos más antiguos a los más nuevos, y estoy empezando a escuchar ahora sus discos de llegada al panorama mainstream (Goo, Dirty...).

-Gorillaz: un grupo que marcó mi infancia... por su ausencia. Cuando sacaron su álbum debut Gorillaz en 2001 lo pedí como regalo de Reyes... y los Reyes me trajeron el disco del baile de los gorilas de Melody. Una catástrofe que no se reparó, pues el disco fue devuelto pero no cambiado por el correcto... hasta este verano, que me compré aprovechando ofertas de Fnac 3 de sus discos. Un gran amigo mío al que le encanta Gorillaz fue el responsable de que por fin descubriese de verdad a este grupo en verano, cuando lo escuchábamos de fondo mientras quedábamos para estudiar. Una experiencia inolvidable.

-Sigur Rós: este grupo es increíble. Son de Islandia y tocan post-rock, es decir, rock instrumental (muchas de sus canciones tienen voz, pero realmente la desarrollan más como si fuera un instrumento que como si se tratara de una persona que transmite cosas con palabras). Son un grupo muy interesante que, después de su debut Von tan oscuro y pesado, empezaron a crear auténticas joyas musicales como Ágætys býrjun, ( ) o Takk.... Todavía me faltan un par de discos suyos por escuchar, pero los que he catado hasta ahora me han gustado muchísimo (el debut incluido, aunque pueda haberlo presentado como un disco a obviar).

-Maybeshewill: otro grupo de post-rock, este sí que es principalmente instrumental a pesar de tener un par de canciones cantadas. Lo que sí hacen, que es bastante común dentro del post-rock, es incluir fragmentos hablados extraídos de películas o programas de radio antiguos y cosas así. Los 3 discos que he escuchado de ellos tienen canciones que contrastan mucho entre sí, porque hay de todo dentro de una escala de calidad: hay desde canciones mediocres o con una producción muy pobre a auténticas obras maestras. En conjunto es un buen grupo que ha llegado a un punto de estabilidad.

Y bueno... he escuchado algunos grupos más, creo, pero estos son los más importantes. Os dejo ahora unas canciones de muestra para que escuchéis un poco de cada grupo. ¡Espero que os gusten!

¡Un saludo para todos!


lunes, septiembre 17, 2012

Haciendo los deberes del blog

Buenas noches a todos.

Se acabaron mis vacaciones. Aunque las vacaciones empezaron oficialmente el día 10 de julio, hasta ahora he estado muy ocupado haciendo trabajo de traducción para un profesor de la universidad, asisitiendo como monitor a un campamento de verano y estudiando para mis exámenes de septiembre. Mis vacaciones reales empezaron este viernes y terminan hoy. Aun así, ha sido un fin de semana muy completo y depurador.

Por un lado, he visto a mucho gente que no he visto casi nada durante el último mes, pues he estado muy encerrado estudiando y no he quedado con nadie. Sin embargo, este fin de semana me lo he pasado de plan en plan y me he sentido muy liberado de las obligaciones universitarias.

Por el otro, a pesar de ser un fin de semana de puro tiempo libre, me he obligado un poco a dedicar tiempo a todas esas cosas que quiero hacer y para las que no tengo disponibilidad en circunstancias normales. Hice una lista, retomé mi plan de productividad iniciado (y abandonado) a principios de año y he estado poniéndome al día con el blog, con la escritura, con leer manga, con jugar a videojuegos, hacer gestiones para preparar el próximo curso, buscar empleo... De todo, vamos.

En cuanto al blog, estuve revisando la actividad del último año y medio y he elaborado una sencilla lista de las cosas que dije que iba a hacer aquí y que aún no he hecho.

-Reseña del concierto de Oceansize el 6/11/2010
-Reseña del MTV Winter Valencia 2011
-Hablar sobre nuevos descubrimientos musicales
-Continuar el relato "Sucesos extraños" (tercera parte)
-Seguir con las tareas de la etiqueta "Cuaderno de tareas"
-Reseña del último CD de Massive Attack

Si hay alguno de los ítems de la lista que os interese a alguien, hacédmelo saber a través de los comentarios y le daré prioridad a elaborar esas entradas.

Por cierto, un par de apuntes adicionales referentes al contenido de la BARRA DERECHA DEL NAVEGADOR DEL BLOG:

-la mascota: mi intención es que el blog tenga como mascota un dragón, por eso véis arriba del todo en la barra del navegador un huevo de color llamativo. Para conseguir el dragón mascota, los visitantes del blog debéis hacer click sobre él, ya que para abrirse necesita tanto visitas al blog como clicks. Si no consigue un mínimo de visitas/clicks a lo largo de una semana, el huevo se muere y hay que volver a intentarlo. ¡Pongamos de nuestra parte para poder tener una mascota draconiana!

-la publicidad en el blog: mantener el blog me cuesta tiempo, pero no dinero porque no tengo que pagar un servidor ni nada similar. Sin embargo, con los tiempos que corren, me ha parecido que poner una pequeña ventana de anuncios en el fondo de la barra de navegador podría servirme de algo. Ya sabéis: si véis algún anuncio, ayudáis a la página... Que nadie se sienta obligado, es tan sólo una sugerencia.

Bueno, lo dejo aquí por ahora. Ya sé que, aunque estoy actualizando bastante esta semana, no estoy aportando contenidos excesivamente relevantes. Sin embargo, espero que comprendáis que rehabituarme a la actividad bloggera necesita de una fase de acercamiento, y es precisamente eso lo que estoy intentando lograr ahora. ¡Gracias por vuestra comprensión y espero que esto realmente acabe saliendo bien!

¡Nos vemos pronto!

jueves, septiembre 13, 2012

Updating at the speed of light

Buenas noches. Son las 4:31 a.m. Voy a irme a dormir ahora después de una sesión intensa de más de 5 horas haciendo proyectos. Tengo la entrega del proyecto este viernes. Y, si la apruebo, este curso va a ser increíble.

Hoy he hecho la matrícula de la universidad, es decir, he elegido mis asignaturas para este año, mi quinto año.

Inicialmente, mis expectativas eran escoger exclusivamente asignaturas de tercero y de cuarto (las que estoy repitiendo y quizás suspenda o las que no he hecho aún) y, si aprobaba muchas ahora en septiembre, coger también alguna asignatura optativa.

Al final, mi matrícula incluye asignaturas de tercero y de cuarto. Pero, en vez de las 2 asignaturas optativas que había previsto, voy a tener 3. Y también he cogido una asignatura de quinto curso.

De las 6 asignaturas que tengo que recuperar ahora en septiembre, han publicado las notas de dos de ellas. He aprobado las dos. A ver cómo termina la cosa.

Por el momento, yo me limito a irme a dormir, que tengo mucho sueño.

¡Buenas noches a todos!

PS: a partir del fin de semana empezaré a postear cosas relacionadas con lo mencionado en la anterior entrada.

martes, septiembre 11, 2012

Nuevo curso universitario, nueva etapa en el blog

¡Hola a todos!

¿Cuánto tiempo llevo sin publicar en el blog? ¡Casi un año! Es muchísimo tiempo, nunca había tardado en publicar una nueva entrada. Es cierto que desde hace algunos años no estoy tan activo en el blog como le estuve durante sus primeros años de actividad. Sin embargo, eso no me desanima: quiero demostrarme a mí mismo que tengo la constancia y las ganas suficientes como para sacar adelante este blog, al que le tengo mucho cariño y en el que me gustaría seguir trabajando.

Para empezar de nuevo sin agobiarme demasiado, voy a hacer algo que mencioné hace un par de entradas: recapitular las cosas pendientes que tengo en el blog y retomarlas todas. Sí, todas, una por una: hace mucho tiempo que me di cuenta de lo poco que me gusta dejar cosas a medias. En el blog me gustaría poder tener un principio y un fin definido para cada iniciativa implantada. Así pues, dedicaré mis próximas entradas no sólo a poner a los lectores que quedéis al día; también os brindaré la oportunidad de ver acabados mis relatos abiertos, mis crónicas pendientes y mis reseñas aún sin publicar y/o redactar.

Por otra parte, de cara a este nuevo año (mi penúltimo -espero- en la universidad), voy a intentar cuidar un poco más la redacción de mis contenidos con la intención de utilizar este blog para desarrollar mi marca personal. En resumen: quiero que este blog sea, por ahora, mi página personal, que la gente que busque información sobre mí tenga este blog como referente y que sea un reflejo adecuado de quién soy. No por ello voy a borrar contenidos anteriores, porque negar mi pasado no sería sincero para conmigo mismo y, por otra parte, no hay nada que quiera borrar. Estoy orgulloso de lo que he hecho con este blog hasta ahora y todo seguirá estando en el archivo.

Para terminar esta breve entrada de reapertura, comentaré el único cambio que he hecho por ahora en el blog: poner de nuevo un huevo de dragón en el navegador. Puesto que esta entrada marca un nuevo periodo de actividad, confío en que la mascota del blog puede empezar a crecer desde hoy mismo. Y, si puedo hoy mismo, también renovaré el contador de visitas. Desafortunadamente, el contador anterior se ha perdido, de modo que ya no hay constancia de las más de 15000 visitas que tenía acumuladas. Según Blogger, el blog tiene registradas solo 8000, pero esto se debe a que el recuento de visitas se implantó posteriormente. Aun así, no me parece mala idea reiniciar la cuenta y ver de nuevo cómo el blog crece desde cero. ¡Qué alternativa tan interesante!

En fin, me despido por ahora. ¡Nos vemos pronto, un saludo para todo el mundo!

domingo, noviembre 13, 2011

¡Ya me he leído "El juego de Ender"!

¡Buenas a todos!

A ver, tengo prisa y sueño y poco tiempo. Así que os hago un mini-resumen de lo que quiero explicaros mejor en cuanto tenga tiempo.

Me he leído el libro "Curso de diseño de interiores" de Tomris Tangaz. Y, también, en apenas 4 días,

¡me he leído "El juego de Ender" de Orson Scott Card! Y me ha encantado, ha sido una verdadera pasada.

En serio, hablaré al respecto de los dos en cuanto tenga ocasión. Ya os digo que tiempo ahora no tengo, pero veréis. Veréis...

¡Saludos a todos!

miércoles, noviembre 02, 2011

Lo que pasó con Lovecraft y lo que vino después

Buenas noches a todos.

Esta es una pequeña actualización para el cuaderno de lectura donde explico brevemente mis lecturas recientes.

Para empezar, tengo que puntualizar que he leído poco en los últimos tiempos. Hay un par de motivos de peso que justifican este hecho. Por un lado, hago mucho el tonto con el ordenador, luego las noches de leer en la cama antes de acostarme escasean en comparación con épocas pasadas (hasta el punto de que no recuerdo cuándo fue la última vez que leí en la cama antes de dormir); por otra parte, ir cargado a la universidad con muchos trastos -portátil con sus accesorios, comida en fiambrera, maquetas- hace que llevar además el libro encima sea un peso extra. El problema, más que el peso (que también), es la imposibilidad de poder transportarlo de manera que el libro no sufra el trayecto y el no poder leer cómodamente en el vagón por tener que controlar los cacharros.

Pero, aun así, he conseguido leerme un par de libros que me han dejado muy buen sabor de boca. Hablo de las obras escogidas de H.P. Lovecraft.






Hablando rápido y mal (porque es tarde y tengo cosas de la uni pendientes), diré que me han parecido muy interesantes. Tenía ganas de leer algo de Lovecraft "entero" (no sólo un par de fotocopias en clase de inglés) y ha resultado ser una experiencia muy grata.

Admito que hubo un par de relatos que se me atragantaron (luego explico por qué), pero en general ha sido una lectura bastante fluida, con partes intensas e incluso un par de pasajes o relatos que me dieron miedo. Los relatos en general tienen una estructura bastante similar entre ellos, a excepción de los que plantean un argumento bastante particular, así que en cuanto le coges el gusto al primero, los demás entran solos. Y algunos de los textos eran tan breves e intensos que llegué a asustarme de verdad. Un agobio agradable, debo admitir, ya que me gusta ver que un libro es capaz de despertar emociones tan vívidas.

Aun así también destacaría algunos aspectos negativos. El primero, que ya he mencionado antes, es que alguno de los relatos es demasiado largo. Así como uno de mis favoritos de la compilación dura más de 100 páginas, otro de los relatos centenarios -del primer volumen- me pareció soberanamente aburrido. ¿El motivo? Eran más de 100 páginas de dos exploradores paseando por unas ruinas de una ciudad, contándote todo el rato el pavimento que pisaban y todos los grabados que veían en las paredes. Demasiado monótono y largo como para generar tensión o como para captar la atención.
Además, el escritor/traductor abusa demasiado del adjetivo "ciclópeo", hasta el punto de que le he cogido manía.

De entre todos los relatos, me quedo con los relacionados con el mundo de los sueños. Fuera de los mitos de Cthulhu, que están muy vistos por encima entre las obras escogidas, hay una serie de relatos que se desarrollan en mundos de fantasía en los sueños de los protagonistas. Son geniales. Presentan un mundo fantástico con sus bondades y maldades, sus ciudades y sus hitos, sus regiones, sus dioses, el espacio y el tiempo y el caos... Una mezcla que funciona y aunque se trata en su mayoría de relatos itinerantes, no cansan, fluyen de una manera muy amena. Altamente recomendables.

En fin, hasta aquí el breve comentario sobre ambos volúmenes.

Para terminar, diré que ahora estoy leyendo el primero libro que adquirí para mi biblioteca técnica profesional. Se trata de un curso de diseño de interiores de Tomris Tangaz, un libro muy básico (con mucho contenido que ya me sé por la carrera de arquitectura) pero que me entró por los ojos y que me parece muy agradable. Cuando lo termine comentaré algo sobre él.

Y, como pequeño avance, diré que próximamente me leeré "El juego de Ender" de Orson Scott Card. Estad atentos.

¡Buenas noches a todos!