lunes, agosto 27, 2007

Se aproxima el fin...

¡Oh, qué desgracia la mía! Pronto se acaba el verano y empezaré el último año de enseñanza antes de la universidad... Este año me toca hacer el Abitur (la selectividad alemana), y estoy más que preocupado... Espero que me salga bien.

Como muchos podéis ver, este mes le he dado vida al blog, que parecía aletargado de lo poco que he escrito en meses anteriores... Eso sí, ahora voy a ir calmándome un poco, no vaya a ser que esto sea la emoción del momento y lo vuelva a descuidar en cuestión de un mes.

En lo que respecta a "Historias de un hombre", estoy tomando precauciones: como se trata de un texto que está al alcance de todo el mundo que vea el blog, y siguiendo consejos que he recibido, voy a terminar antes la historia y la voy registrar en la propiedad inteligente. Es decir, en vez de publicar aquí las partes a medida que las escribo, las publicaré con retraso, lo que implica que antes de llegar al final de la historia, ésta ya llevará mucho tiempo protegida.

A los que sigan esta historia, les digo que a partir de ahora saldrá una nueva parte cada mes, más o menos.

A los que me han recomendado que sea humilde, no os decepcionaré: prefiero tener un público reducido de confianza que nadar en el océano rodeado de tiburones.

Saludos a todos!

2 comentarios:

Lolo dijo...

Muy bueno tu post. Me doy licencia para darte unos consejos para tu último año en el instituto. No sé que bachillerato estarás haciendo pero da igual.

Si acabas bien el curso, haz selectividad, no la dejes aparcada ni un momento. No tengas miedo al examen, te lo dice uno que la ha repetido 3 veces para intentar subir nota y poder entrar en una carrera que no me convenía (menos mal que la suerte quiso que no me diera la nota, sino hubiera perdido 2 años). Selectividad es facil. Lo dificil es controlar los nervios. Si aunque no te sepas todo el temario vas con una visión de YO PUEDO, lo sacas seguro. En la facultad muchas veces he ido con la mitad del temario sin aprender por falta de tiempo y como siempre he llevado esa filosofía, las cosas fluyen solas. No importa si no te sabes la obra de teatro que escribió Arniches, o como se llaman todos y cada uno de los cerca de los 300 personajes de La Colmena, pero si sabes camuflarlo y expresarte con convicción, vas a ir muy bien.
Comprobarás que 2º de Bachillerato es un curso puente en el que aprenderás exclusivamente aquello necesario para selectividad. Intenta aprender algo más que eso. Sino, el primer estacazo será en la facultad.
Por lo de tu historia, me has dejado anonadado. ¿Voy a tener que esperar? Jo... No hace falta que todo lo que escribas esté registrado. Pero sí que gente esté familiarizada con tu texto y en el supuesto (no lo deseo) de plagio, puedas tener acreedores. Por mi parte, doy fe que lo que escribes en el blog es directo de tu tintero y de tu pluma.
De vez en cuando colgaré yo también alguna cosilla mía. Visita mi blog a menudo y te encontrarás con alguna que otra sorpresa.
GRACIAS

Adri Phaustho dijo...

Gracias por el comentario, lolo. De todas formas, mira el lado positivo: ahora empieza un nuevo mes... no vas a tener que esperar demasiado tiempo,jeje.
En cuanto a la selectividad, aprecio tus consejos y estoy muy mentalizado en que no es algo imposible... Aunque hay un par de detalles que no he concretado. Me explico:

-La selectividad que yo hago, al ser la alemana, funciona de forma distinta. En primer lugar, la nota de la selectividad alemana es la equivalente a mi nota global de 2º. También puedo hacer la española, aunque sólo si quiero mejorar la nota (no es obligatoria para mí).
En segundo lugar, sólo son 3 exámenes escritos y uno oral de 15 minutos, de las asignaturas que yo elija. El verdadero problema es que los exámenes los pone Alemania, y el nivel de mi clase y la materia que hemos dado está por debajo del nivel alemán... ahí es donde reside mi principal preocupación. Por lo demás, nervios no tengo muchos, que digamos.

En fin, saludos!