lunes, diciembre 15, 2008

Mi clase social, por Adri_phaustho

Pertenezco a lo que podríamos denominar clase obrera (clase media/baja). No me falta nada, pero tampoco puedo darme grandes excesos (en estos tiempo críticos que corren ni siquiera puedo permitirme "caprichos").

¿A qué viene esto que os cuento? A la indignación que me supone no tener dinero y a lo poco que me guste esta sociedad capitalista que nos obliga a apretarnos el cinturón hasta el punto de tener que agujerear nosotros mismos el cuero y hacer orificios extra para que la hebilla pueda estrangularnos con más contundencia aún.

Expongo mi situación. Dispongo de unos 70 euros para "pasar el mes", presupuesto en el que se incluyen los gastos de transporte, material y comida de la universidad y gastos personales. Puesto que lo importante son los primeros puntos, mi dinero vuela en esas necesidades y, a la hora de tener una cantidad para invertir en lo que yo quiera, veo que no tengo ni para pipas. Y eso no es compatible conmigo, porque yo soy una persona que colecciona manga (unas cuantas colecciones, de hecho), compra CDs originales de sus grupos favoritos (que incluso comprados en la Fnac pueden no ser baratos), complementos para la guitarra y pequeñas cosas que todos nos concedemos de vez en cuando (como post-it especiales para clasificar mis apuntes, un paquete de rosquilletas a media mañana o una libreta de direcciones nueva porque la vieja está destartalada y demacrada).

Me da mucha rabia ver que no puedo comprarme un CD genial de Porcupine Tree ("Lightbulb sun", edición de 2 discos en funda digipak por sólo 18,50 euros) porque, si lo hago, no puedo salir el resto de diciembre y encima no tendré presupuesto para pagar a un amigo que me ha comprado por Internet el nuevo disco de Steven Wilson ("Insurgentes", edición en funda digipak que contiene el disco y un DVDA con parte del documental "Insurgentes" y material extra adicional por sólo 16 euros). Además de que hace 4 meses que no me compro ni un tomo de manga; los nuevos que he adquirido son gracias a los regalos de cumpleaños que la gente me va haciendo poco a poco, pues todos pasan por sus respectivas crisis.

Cómo me gustaría poder coger un día el metro, bajar en Xátiva, entrar en la Fnac, coger un CD que me encanta y un manga o un libro que hace mucho que quiero leer, pasar por caja y pagarlo sin preocuparme de cuánto me va a quedar para terminar el mes...

Espero que cuando sea arquitecto/escritor (porque pienso serlo cueste lo que cueste), mi deseo se haga realidad...

4 comentarios:

Felipe dijo...

En tu soledad, mil palabras te traerán mundos paralelos separados por océanos...
Felipe
http://felipe-palabrasenlibertad.blogspot.com/

Jésvel dijo...

Bueno, no es por desanimarte, amigo, pero un servidor, que estudió Derecho y ejerció como abogado, no tiene bastante ni para la gasolina que necesito para ir a buscar a mis hijos para el finde...

Mal de muchos, consuelo de tontos, así que no nos consolemos y... algo haremos ¿no?

Lolo dijo...

Yo me puedo considerar de clase media. Mi padre trabaja en la construcción y tenemos una pequeñísima empresa familiar que pudimos hacer algo de pasta hace unos pocos años, pero que la crisis se lo está comiendo todo (de tener 8 empleados, ahora tan sólo tenemos 1 + mi padre). El caso es que las pequeñas empresas florecieron con mucha rapidez cuando era la época, mi padre tardó mucho tiempo en constituirse como empresa, porque el empujón financiero inicial tardamos en reunirlo, y ahora somos los que más tarde nos constituimos los primeros en caer...

Al menos tienes para comprarte un cd original. Yo al menos curro, aunque no cobre religiosamente el última día de mes (mira que me deben desde septiembre) porque como trabajo en una asociación sin ánimo de lucro la cosa es así...
Yo también me apreto el cinturón, he dejado de comprar cd's originales y los libros (mi gran pasión) ahora los pido en fechas señaladas (por reyes creo que es lo único que me he pedido, libros).

Tuve la suerte de cobrar algo que no pensaba cobrar y como era un gasto extra me lo gasté casi integramente en comprarme una flauta de pico barroca de palosanto marca MOECK, porque si uno quiere hacer acceder al conservatorio no puede hacerlo con una flauta de plástico, así es la vida, pero para colmo se me ha jodido mi saxofón y me cuesta 300 € arreglarlos, no sé de donde los voy a sacar, así que los tendré que pedir prestados, porque, y esta es otra, la academia de preparación de las oposiciones es una pasta gansa al mes... Además, ahora vienen reyes y tengo algunos compromisos (mis padres, mi hermana, mi ahijado, mis dos mejores amigos, etc.)... La vida es buena para quien mensualmente se llena la cartera (con el sudor -más o menos- de su frente)...

Siempre he odiado eso de ser mil eurista, porque quienes no lo somos vivimos aún peor que ellos porque tenemos los mismos gastos (la gasolina, el teléfono, en mi caso la música -cañas, arreglos, partituras, etc.-, transporte, etc, etc).

Administrate bien, yo al menos he sacado para poder disfrutar de 2 horas y media de Varekai (Cirque du Soleil) este domingo. Ha sido mi regalo de reyes... IMPRESIONANTE, si no puedes comprarte cd's originales piratealos o esperate unos meses, estarán a la mitad de precio. El manga, pues juntate con amigos que les guste y comprarlo a medias, yo lo hice durante mucho tiempo en época de facultad.

Por cierto, ¡¡¡70 € al mes!!! siendo universitario... ¡¡Eso es lo que me costaba a mí tan sólo el abono transporte!!

Adri Phaustho dijo...

¡¿70 euros?! Madre mía. A mí, el abono transporte me cuesta 27 euros. Y con 43 euros luego no tengo para mucho si de ahí tengo que pagar salidas de los fines de semana, ensayos con el grupo, hobbies, etc.

Genial tu comentario, Lolo; mil gracias por tu aportación.

¡Un abrazo!