martes, agosto 19, 2008

Inspiración del momento 2: "Calor"

Es de noche.
Noche de verano caliente y etérea.
Que arde en la cara.
Con los ojos abro la ventana. [Suave brisa que entra.]


Cualquier cosa me haría despertar en este momento en que el calor vuelve a mí cuando el viento deja de soplar. Mi rostro arde de nuevo.

Lo que toca sufrir por prolongar un poquito la sufrida vida de nuestro planeta.
Miro afuera, miro la oscuridad de la noche. Apenas veo las ventanas del edificio de enfrente.
El calor de las noches de verano logra que la oscuridad pierda su toque tenebroso.
Sospecho que por eso a Jack el destripador le iba tan bien en Londres: en verano no hace calor cuando el sol se esconde, y el miedo
~invade los corazones con más
facilidad.

5 comentarios:

JUAN dijo...

Hola, Adrián:
Por aquí dando un paseo.Las noches calurosa de valencia son terribles.
Aquí es diferente: hace mucho calor, pero no es pegajoso.Y por la ventana, siempre abierta, entra la luz de las abundantes farolas de la plaza que tengo delante, esa luz que o deja ver las estrellas en ninguna ciudad.Y el calor, a veces, te obliga a levantarte y asomarte a la ventana a respirar aire, y ver a los noctámbulos charlando y bebiendo hasta que sale una claridad por el Este que arrastra con la noche.
La noche del verano es mucha noche, duermes poco, pero se hace muy larga.
Un placer ver tu blog y pasear por él.
Saludos.

Bohemian Requiem dijo...

Querido Jefe (imitando las cartas de Jack el Destripador):

El calor impide dormir, y el insomnio incita a pensar.Así pues te asomas a la ventana y ves la ciudad muerta, como si se tratase de un mundo desconocido, con las lágrimas de luz de las farolas salpicando el camino de las carreteras y las pocas ventanas encendidas de otros edificios como mosaicos luminosos.¿Y qué piensas?


Que posiblemente Jack el Destripador no podría haber sobrevivido aquí porque no podria esconderse bajo una capa y sombrero de pico ni de broma, como mucho, iría en chanclas


(la inspiración se perdió a mitad comentario...lo siento ^^U)

Adri Phaustho dijo...

Descuida, me ha parecido gracioso y el humor, cuando sale por inercia en vez de por inspiración, suele tener un efecto más remarcado, ^_^

Saludos!

HernánS. dijo...

Mi rostro arde de nuevo.

Que hermosa imágen,

me gustó, buena reflexión

stamos en contacto

HernánS.

Hernán Sicilia dijo...

wow!!!! qué poema, me gusta mucho.

Te regalo uno:

en lo abismal de la noche se esconde la brisa,
en el incierto ropaje de negra estela,
repiten tres veces las viejas estrellas,
poemas de angustia, de sed y de ausencia.
Recuerda que rezas al bello horizonte,
que al alba se apaga el ser de su ocaso,
que impide mirarte a los ojos un día,
y decirte que cubre tu faz con el ébano,
que le arrancan tus ojos al mar que es el cielo.

Espero te guste, lo improvisé, lo único que dejé fue la noche.

te cuidas Phaustho.

Hernán Sicilia