viernes, febrero 29, 2008

"Entre dos aguas" de Rosa Ribas


Este es uno de los últimos libros que me he leído y, a juzgar por mis recuerdos, es el primer libro de género negro que leo en mi vida (quitando los de Preston/Child). El libro me ha dejado muy sabor de boca ahora que ya me lo he terminado y me gustaría comentarlo un poco más en profundidad para ver si así a alguien le interesa y se lo lee.

La trama del libro sigue la línea de una novela negra: un caso por resolver (un gallego ahogado en el Meno), un círculo de sospechosos y una comisaria que tiene que hallar al culpable con ayuda de sus compañeros. Rosa Ribas va, sin embargo, un poco más lejos de esta estructura y se adentra en el tema de la binacionalidad y la emigración (la protagonista, la comisaria Cornelia Weber-Tejedor, es mitad alemana y mitad española). Cornelia se verá envuelta en un caso que la involucrará por completo debido a la presencia de su madre y de toda la comunidad emigrante española, lo que crea situaciones atípicas en estos libros que resultan muy interesantes.

La constelación de personajes no es particularmete compleja (Cornelia y su familia, la familia de la víctima, el personal de la comisaría,...) pero todos tienen sus peculiaridades. Mi personaje favorito es Leopold Müller, pues es el claro ejemplo de policía aplicado y servicial que sabe agradar a sus superiores sin ser presuntuoso ni empalagoso, lo cual le da una personalidad muy caracterísitica. Aunque el retrato de Müller puede parecer muy arquetipo (como el de otros personajes, véase Juncker), pero los personajes de mayor relevancia tienen un aspecto mucho más único (como la nariz de la comisaria que la acompleja) que hace que conocerlos a lo largo de la obra sea hasta cierto punto intrigante.

La estructura de la obra es más bien peculiar, en lo que respecta a la evolución de la intriga. El libro se centra mucho en la vida de la protagonista y en su conflicto de identidad, de modo que la investigación es más bien lenta y poco productiva hasta el último tercio de la obra (las últimas 100 páginas son vertiginosas). Esto tiene sus pros y sus contras: lo bueno es que, cuando parece que el libro se va a acabar y que el caso no quedará resuelto del todo, la trama se agiliza y te engancha; lo malo es que, en mi opinión, acaban faltando unas 10-15 páginas para desarrollar la escena final de "descubrir al criminal", ya que todo se resuelve de forma muy rápida (eso sí, sin dejar cabos sueltos). Aun así, el final no es malo; puede que un poco corto, pero a mí me dejó igualmente con muy buen sabor de boca.

Conclusión: "Entre dos aguas" es un libro que merece la pena leer. Es una buena novela negra que sabe fundir perfectamente una trama estándar con un elemento innovador que resulta muy atractivo y que enriquece el texto muchísimo. Una forma recomendable de invertir 15€.

Saludos.

4 comentarios:

Lolo dijo...

Hola Adri:

La novela negra no me atrae lo siento. No me llama la atención este tipo de libros. Esta semana acabé Harry Potter y las Reliquias de la Muerte (no me gustó el final, no es lo que yo pensaba). Y ahora estoy con "CUERDOS ENTRE LOCOS. Grandes experimentos psicológicos del siglo XX" de Lauren Slater y quiero seguir con "Villa Diamante" de Boris Izaguirre. También tengo en mente leer "El Quinto Día" de Franh Schätzing.

Adri Phaustho dijo...

"El quinto día" es un libro increíble, yo me lo empecé en alemán y luego lo seguí en español y me gustó muchísimo leerlo. Me parece un gran libro con una trama absorbente, aunque algunas partes son un poco pesadas. Lo mejor: la imagen que da el autor de una nación norteamericana que se autoimpone la etiqueta de "salvador del mundo de acuerdo a nuestros propios métodos".

Saludos!

Lolo dijo...

¿Puedo hacerte una pregunta? Según voy leyendo y aprendiendo cada día un poco más de tí, estudias en un instituto pero también estudias alemán o algo así ¿no? Eres un chico jóven pero con grandes recursos puesto que te gusta la literatura en su estado original.

Eres un lector voraz. Yo con tu edad también era asi (aunque todo lo que leía era en castellano). Entre los 15 y 20 años es una época en donde puedes llegar a leerte un gran libro como EL QUINTO DÍA en una semana. Yo recuerdo que con 16 años me leí 5 veces seguidas "La Colmena" para realizar un trabajo de clase sobre las relaciones entre los personajes. Imagínate, pues en La Colmena aparecen más de 270 personajes pero la trama la siguen bastantes menos. Según vas estudiando y vas formándote vas buscando lecturas acordes con tus intereses. Yo me tiré los 3 años de magisterio leyendo solamente libros sobre pedagogía, educación, didáctica, organización escolar, psicología, historia de la educación, música, leyes educativas, programaciones anuales, proyectos didácticos, etc. Ahora que ya estoy libre de la carrera y estoy con Psicopedagogía me pasa lo mismo (o peor, ya que por la UNED todo es por libro de texto). Pero intento sacar todos los días al menos una hora de lectura de relax, leyendo lo que yo quiero.

Adri Phaustho dijo...

Sí, voy a un colegio alemán (el de Valencia) y llevo unos 9 años estudiando alemán.

En cuanto a la lectura... Bueno, yo leo un poco de todo porque me gusta mucho la variedad en la literatura... Igual me leo una novela negra que me leo un clásico, por ejemplo. La verdad es que eso de que tengas que leerte libros por obligación no me gusta nada, porque no los lees con la misma emoción, sino que lo haces por obligación y eso desmotiva mucho.

Saludos!